¿Cómo será la logística del futuro?

¿Cómo será la logística del futuro?

Logistics of the future

La digitalización de los negocios ya es real y, como no podía ser de otra manera, también se está instaurando en el sector logístico.

El auge de lo “conectado” está trayendo consigo una grandísima transformación en todo tipo de industrias y a todos los niveles, y el sector logístico es uno de los que mayores cambios está experimentando.

Es por ello que, a continuación, te contamos las claves y los retos de la logística del mañana que está a punto de llegar.

Claves y retos de la logística del futuro

Gracias a la transformación digital, los procesos se han optimizado, permitiendo que proveedores, empresas, distribuidores y clientes finales estén cada vez más y mejor conectados.

La logística del futuro comienza por un cambio en las formas de consumo

Durante los últimos años, con la transformación e instauración de modelos de negocio enfocados hacia la satisfacción de los deseos inmediatos del consumidor, el sector logístico ha sufrido un cambio radical: los productos y servicios se demandan en el momento y, cuanto menos tiempo tarden en llegar, mayor será el éxito del negocio, sea cual sea el sector al que este pertenece. Esto es aún más determinante cuando hablamos de productos alimentarios, por ejemplo, o de medicamentos, en los que, además de la temperatura, juega especial importancia el tiempo. En este punto, la logística y el transporte tienen un papel clave, pues a través de la mejora de los procesos, cada vez más digitalizados, es posible lograr, a nivel global, un cliente cada vez más satisfecho.

Evolución en almacenes, vehículos y formas de transporte

La inteligencia artificial permitirá la evolución de los almacenes, cada vez con mayor cantidad de elementos autónomos y robotizados. Así mismo, se hará un mayor uso de vehículos autónomos, lo que llevará a poder contar con flotas cada vez más ecológicas y eficientes, con un mínimo riesgo de accidentes. En línea con lo anterior, los robots y drones tendrán un protagonismo fundamental a la hora de distribuir productos al consumidor final de forma rápida, pudiendo alcanzar cualquier rincón del planeta.

La importancia de la sostenibilidad

En un mundo cada vez más sensibilizado con el cuidado del medio ambiente y con políticas de sostenibilidad cada vez más restrictivas, tanto las compañías logísticas y de transporte, como sus proveedores, deberán velar por la protección del medio ambiente, promoviendo acciones y medidas que repercutan en un impacto positivo sobre el mundo en el que vivimos, como la reducción de la huella de carbono, la apuesta por material de embalaje 100% reciclable, la utilización de flotas e instalaciones híbridas o que funcionen gracias a la energía eléctrica, la implantación de plataformas logísticas energéticamente eficientes…

Información clave a tiempo real

Los sistemas informáticos están y estarán cada vez más evolucionados. Esto permitirá saber a tiempo real dónde está cada contenedor, cada palet, cada bulto y cada producto, para poder predecir mucho mejor su ruta o camino, evitando problemas relacionados con el clima o el tráfico, entre otros, y solucionando posibles problemas en el momento, sin demoras ni complicaciones.

Productos y servicios “de otra pasta”

Hasta ahora parece que no han tenido demasiada importancia, pero puede que en el futuro próximo cobren cada vez más protagonismo. Las impresoras 3D podrán llegar a transformar por completo el sector logístico, pues estas posibilitarán que sean las propias empresas y usuarios los que impriman sus materias primas y productos, personalizándolos a su antojo y sin necesidad de esperas. A nivel industrial, las impresoras en 3D también podrán ayudar a mejorar, estandarizar y optimizar procesos, ahorrando costes e impacto ambiental.

Incertidumbre e inestabilidad en las políticas comerciales

¿Pasaremos de la globalización al proteccionismo? Los casos del Brexit y el establecimiento de barreras comerciales por parte de EE. UU a China marcarán, sin duda, la evolución de los mercados a nivel mundial. Todavía no sabemos qué pasará, tendremos que esperar a verlo.

Verdaderamente, solo las empresas que tengan en cuenta todo lo anterior serán capaces de sobrevivir y tener éxito en un ecosistema cada vez más flexible, cambiante, competente y competitivo, en el que es necesario adaptarse lo más rápido posible para asegurar la pervivencia de los negocios.

Leave a Reply

Your email address will not be published.